A) Concepto de Geografía Social

1.- Marie Jeanne Paoletti.

La geografía social es el estudio del hombre en la superficie del globo terrestre.
Analiza la interdependencia entre las áreas geográficas, los procesos naturales y como influyen en las actividades sociales y culturales. Se interesa en las interacciones espaciales entre los grupos humanos y el ambiente que los rodea.

La palabra geografía, o "descripción de la tierra" fue creada por el griego Eratóstenes en el tercer siglo antes de Cristo. Sin embargo, esta disciplina va más allá de la mera descripción de los fenómenos y de su distribución en la tierra; es una ciencia social que busca explicar el por qué de esta distribución. Hoy día, la tendencia en Geografía tiende a superar las divisiones tradicionales para enfocar las interrelaciones entre el ser humano y el espacio geográfico que lo rodea.

La geografía social (o humana) se interesa en todos los aspectos de las actividades humanas que están relacionados con el ambiente físico o que se pueden interpretar en términos espaciales. Este campo es muy amplio ya que prácticamente todos los aspectos de la vida social tienen una dimensión espacial. Por esta razón los subcampos de la geografía humana son múltiples y variados: entre éstos está la geografía económica, que trata, entre otros temas, del desarrollo agrícola, industrial o comercial, tomando en cuenta la ubicación de los recursos naturales o humanos, las facilidades de transportación, etc.; la geografía política, que estudia las actividades sociales que tienen relación con la ubicación y fronteras de naciones o grupos de naciones; la geografía urbana, que se interesa en las ciudades, su ubicación, sus funciones, patrones de desarrollo y cómo estas se integran en redes interurbanas.

A partir del final de los años 50, se manifiestan cambios esenciales en la geografía humana: los estudios sistemáticos se multiplican; el interés hacia la metodología crece, y los geógrafos humanos se preocupan por la búsqueda de leyes que expliquen la distribución de las actividades humanas. Ese momento es fundamental para el desarrollo teórico de la disciplina.

La geografía social se caracteriza por la creación de modelos. Un modelo es una abstracción, que permite superar la complejidad de los fenómenos por medio de una representación más sencilla.

La revolución en la geografía humana no hubiese sido completa sin la aparición de una serie de enfoques o perspectivas que le dieron su identidad a la geografía humana contemporánea.

Entre ellas, la filosofía positivista recalca que las experiencias sensoriales son la fuente exclusiva de información geográfica válida, y cree en la objetividad de la descripción científica. Respalda la elaboración de modelos y teorías científicas en geografía humana. Esta filosofía encuentra su mejor expresión en la perspectiva del análisis espacial, y en la del análisis de sistemas.

A partir de los años 70, surge una nueva tendencia en la Geografía Humana, en reacción contra la visión objetiva del Positivismo: se trata de la geografía humanística. Esta se inspira de la filosofía de la Fenomenología y alega que las personas viven en un mundo subjetivo, e interactúan individualmente con su ambiente; por lo tanto esa interacción se debe estudiar individualmente, y no como una ilustración de un modelo científico de conducta.

La tercera tendencia, denominada geografía radical, incluye los estudios de inspiración marxista, recalca que la explicación de los fenómenos geográficos no está en los patrones de organización de dichos fenómenos sino en los procesos subyacentes que los explican.

Los geógrafos humanos necesitan estar familiarizados con los principales procesos físicos de la naturaleza (clima, topografía, etc.) ya que los mismos pueden afectar la distribución de las personas y de sus actividades. La comparación de un mapa global de los climas y de un mapa de la distribución de la población mundial muestra que los seres humanos tienden a evitar los extremos climáticos. El clima de una región específica influye sobre el tipo de agricultura que se lleva a cabo en ésta: así, en China del sureste, India oriental y gran parte de Asia del sureste, cuyo clima es caluroso y húmedo, la cosecha principal es el arroz mientras que en el interior de la China y el noreste de China, regiones más frías y secas, se produce trigo. Se puede afirmar, sin caer en el determinismo, que el ambiente geográfico en el cual se desarrolla una sociedad marca notablemente ciertos aspectos de la cultura de esa sociedad; la comida típica, tanto por sus ingredientes como por la manera de prepararlos, ciertos modos de vestir y la vivienda llevan la marca del ambiente en el cual se ha desarrollado determinada sociedad. Obviamente, una cultura no es exclusivamente producto de la geografía, como lo atestiguan culturas muy distintas que se han desarrollado en ambientes similares; sin embargo, es uno de los elementos que contribuyen a explicar ciertos rasgos, junto con factores de índole social, histórica o cultural.

Su extraordinario desarrollo en la segunda mitad del siglo XX obedece a varias razones. La geografía moderna es el resultado de la revolución tecnológica asociada con la era de los satélites y las computadoras.

En fin, quizás, su auge actual como disciplina que se enseña en las escuelas y las universidades responde a una toma de conciencia ante la deficiencia de la educación geográfica y la necesidad de que cada ser humano tenga un mejor entendimiento de las sociedades y culturas del mundo. En efecto, por los lazos que estrechan los medios de comunicación modernos, por la globalización de la economía que hace que nuestra vida cotidiana dependa de lo que ocurre en el Medio Oriente o en Japón, por la solidaridad necesaria frente a la contaminación ambiental, somos todos ciudadanos del planeta azul.

Bibliografía: Paoletti, Marie Jeanne. ¿Que es geografia?, 1993. http://ceci.uprm.edu/~sruiz/geog3155/id32_m.htm

2.- Horacio Capel

La geografía social, conocida también como cultural o humana, puede considerarse como rama de la geografía, que “estudia a las sociedades humanas en su distribución espacial”. Podemos agregar además, que es “la ciencia que estudia a las sociedades humanas como grupos espaciales”.

Otro concepto claro y preciso que nos entrega Horacio Capel, es el que considera a la geografía social como el “estudio de la cultura y de los ajustes del hombre a la naturaleza”.

En las obras modernas de geografía ha desaparecido la parte astronómica relacionada con el antiguo tratado de la esfera, y se centra la atención en la superficie terrestre; aparecen temas nuevos, como el de la relación hombre-medio, que no eran habitualmente tratados antes por los geógrafos y si, en cambio, por parte de médicos y naturalistas; la construcción de mapas que era antaño una tarea esencial del geógrafo constituye hoy el objetivo de una ciencia aparte.

Dentro de la geografía humana los aspectos sociales y culturales se destacaron antes y después del período de dominio de la revolución cuantitativa, durante el dominio de posiciones historicistas. La conversión desde la geografía cuantitativa hacia la "crítica" o "radical" ha ido unido normalmente -como en el caso de Bunge y Harvey- a la acentuación de los rasgos más propiamente sociales de la dimensión socio-espacial. Lo social domina ahora sobre lo propiamente espacial que, sin embargo, nunca está ausente de la geografía.

Bibliografía: Capel, Horacio. Positivismo y Antipositivismo en la ciencia geográfica. El ejemplo de la Geomorfología. http://www.geocritica.com/

3.- Alberto Luis Gómez

Respecto a la denominación de geografía social, su uso, si bien con diversas acepciones, puede datarse desde antiguo, aunque durante el período que nos ocupa se utilizó sobre todo como equivalente del de geografía humana o en el sentido de una geografía cultural pese a que existieron también otras acepciones.

Así, por ejemplo, Reclus -en el prefacio de una de sus grandes obras habló de una geografía social que se ocuparía de analizar la lucha de clases, la búsqueda del equilibrio y el arbitraje soberano del individuo como «... órdenes de hechos que en el caos de las cosas se muestran bastante constantes para que pueda dárseles el nombre de 'leyes'». Demolins (1901/1903), discípulo de F. Le Play, empleó también este término en un trabajo no libre de rasgos deterministas. El norteamericano Hoke (1907), en una conferencia dada en 1906, definía ya la geografía social desde una perspectiva muy moderna, pues su objeto de estudio consistía en analizar la distribución espacial de los fenómenos sociales. Y Vallaux (1908/ 1911) usó también en el título de sus obras la palabra geografía social, si bien para algunos autores, dado su contenido, habría que considerar sus aportaciones dentro de la traducción crítica y modificada de la antropogeografía ratzeliano de la geografía política.

Bibliografía: Gomez, Alberto. La Geografia Humana: ¿De ciencia de los lugares a ciencia social? http://www.ub.es/geocrit/geo48.htm

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blog de Fernando Perez para Geografía social